AV: Ruben Coirini

Tai Chi Chuan y Chi Kung en Rosario (Argentina)


ARGENTINA (Rosario)
Contacto:
Ruben Coirini



Breve Bio sobre Ruben Coirini:

Rubén Coirini nació en Rosario, Argentina, en 1970. Es Contador Público y está casado con Laura y es padre de Lucía y Máximo.
Comenzó a practicar artes marciales chinas, kung fu garra de águila y Taichichuan en 1994.
En el año 2002 se introdujo en el Taichichuan de la Familia Yang, continuando su apasionado viaje hasta el día de hoy.
En el año 2004 y 2007 tuvo la oportunidad de viajar a China y poder experimentar, aunque sea un poco, la asombrosa cultura del Gigante de Oriente.
En el año 2006 fundó la Escuela de Taichichuan Wu De, donde desarrolla sus clases regulares.
Desde el año 2004 viene traduciendo las revistas de la Asociación Internacional de Taichichuan estilo Yang al idioma castellano. En el 2014, comenzó a hacerlo de manera oficial. Además, ha traducido, también oficialmente el “Manual del Alumno” y la “Guía para el Instructor”, otras publicaciones de la Asociación. 
En el año 2014 fue nombrado discípulo del Gran Maestro Yang Jun en Louisville, Kentucky, Estados Unidos, en una ceremonia tradicional, en el marco del II Simposio Internacional de Taichichuan.

Actualmente, es Instructor Certificado y Juez Internacional del estilo.


 En construcción !!!!




 http://www.wudetaichichuan.com.ar


Hola!

Mi participación aquí será presentar y recomendar bibliografía referida al Tai Chi Chuan. Antes de comenzar con los libros impresos o digitales, me gustaría presentarles un tema muy importante en la práctica de cualquier arte marcial, sobre todo, las chinas. Es el Wu De.

El término “wude” es una combinación de las palabras Wushu y Daode. Wushu (武术quiere decir Arte o Técnica Marcial y se refiere a todas las artes marciales chinas y Daode (道德puede ser traducido como virtud, ética o moral. Wude entonces, significa “Virtud o Moral de las Artes Marciales”, “Ética Marcial”.

El código posee elementos extraídos, básicamente, del Confucionismo, pero también, del Taoísmo y Budismo.

Aprender artes marciales es como tratar de dominar cualquier otra disciplina: requiere paciencia, perseverancia, un fuerte deseo y un buen maestro. 

El código moral era tan importante que un estudiante podía ser talentoso y dedicado, pero si no mostraba predisposición para la virtud y responsabilidad, ningún maestro verdadero desearía enseñarle artes marciales. Hay un dicho chino: “San nian zhao, san nian kao” (三年着 三年考significa “un estudiante buscará durante tres años para encontrar un buen maestro y un maestro examinará al estudiante por tres años antes de enseñarle realmente”.

A continuación, les comparto la entrevista que Dave Barrett le hizo a los Maestros Yang Zhenduo y Yang Jun. 

Es muy interesante el concepto que recalcan los Maestros sobre cómo la adhesión a estos principios puede mejorarnos como personas y, de esa forma, podremos extender sus beneficios a la comunidad y, por qué no, a toda la humanidad.

Entiendo que no somos santos ni budas, por lo cual no somos perfectos. Pero si lográramos impregnar nuestra vida cotidiana de ese código marcial y continuáramos adhiriendo al mismo, haríamos de este, sin dudas, un mundo mejor para vivir.

Rubén Coirini


Maestros de los principales estilos de Tai Chi Chuan y Ruben Coirine con algunos discípulos del GM Yang Jun