JMS: El Qi


El principio fundamental alrededor del cual gira toda la teoría de la Medicina Tradicional China y todas sus ramas  (acupuntura, tuina, fitoterapiaTai Chi, Qigong, FengShui…) es el concepto de “Qi”. 

La raíz de esta palabra se puede traducir como “vapor”.Un vapor que es el origen de la materia (un tipo de energíamás densa) que crea y conecta todas las formas de vida uniéndolas y relacionándolas a modo de una matriz viva y en continuo cambio.
Este concepto, pues, puede parecer poco “científico”. Pero realmente, resulta sorprendente observar cuan acertado es, teniendo en cuenta los últimos avances de la física en relación con el espacio.

El premio Nóbel de física Albert Einstein (14 de marzo de 1879-Princeton, Estados Unidos, 18 de abril de 1955) nos habló del concepto de “campo”. Se cree, y las evidencias así lo indican, que en el espacio había en el origen un campo vibracional original que a medida que este iba condensándose, originaba diferentes tipos de materia. De hecho, este renombrado científico nos dejó dicho que “podemos por tanto considerar la materia como constituida por las regiones de espacio en las cuales el campo es extremadamente intenso… en este nuevo tipo de física no hay lugar para campo y materia, pues el campo es la única realidad”.

En este mismo sentido, otro renombrado físico, Werner Karl Heisenberg (Wurzburgo, Alemania, 5 de diciembre de 1901 – Múnich, 1 de febrero de 1976) , afirmaba que: “(en la física moderna) hemos dividido el mundo no en diferentes grupos de objetos, sino en grupos distintos de conexiones. Lo que podemos distinguir es el tipo de conexión más importante para un cierto fenómeno. De este modo, el mundo aparece como una complicada telaraña de sucesos, donde conexiones de diferentes especies se alternan, se trasladan o se combinan, determinando así la textura de la totalidad.
Fijémonos pues, como la idea de “conexión” y “unión” de todas las cosas no es sólo una idea ancestral y poco científica, sino que está muy bien fundamentada en relación a los estudios de la física moderna.

Por otro lado, tenemos el concepto de “fotón”. Según podemos encontrar en Wikipedia
En física moderna, el fotón (en griego φῶς phōs (gen. φωτός) 'luz', y -ón) es la partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético. Es la partícula portadora de todas las formas de radiación electromagnética, incluyendo los rayos gamma, los rayos X, la luz ultravioleta, la luz visible (espectro electromagnético), la luz infrarroja, las microondas y las ondas de radio. El fotón tiene una masa invariante cero,Nota 1 y viaja en el vacío con una velocidad constante . Como todos los cuantos, el fotón presenta tanto propiedades corpusculares como ondulatorias ("dualidad onda-corpúsculo"). Se comporta como una onda en fenómenos como la refracción que tiene lugar en una lente, o en la cancelación por interferencia destructiva de ondas reflejadas; sin embargo, se comporta como una partícula cuando interactúa con la materia para transferir una cantidad fija de energía
Así, todas estas manifestaciones descritas para definir el concepto de fotón, son también otras formas de entender el concepto de Qi y sus diferentes manifestaciones
Y si recordamos la archifamosa ecuación de Einstein que nos dejó dicho que:

E=mc2

Como ya sabemos, ello significa que la energía está compuesta de materia por la velocidad de la luz al cuadrado. Y es que la velocidad de la luz, que como acabamos de leer, es una forma de manifestación fotónica(como lo es también el electromagnetismo), es una de las constantes de la naturaleza, junto a la gravedad. Estas constantes son invariables con un determinado patrón de frecuencia y ritmo, y si alguna de ellas cambiara en alguna forma, el universo y nuestro mundo, serían completamente diferentes.
Es por ello que, como podemos ver, energía e información van siempre unidos en la naturaleza.

Incluso a nivel celular, a principios de los años 20 del siglo pasado, el investigador y biólogo soviético Alexander G. Gurwitsch (1874-1954) descubrió en células de la cebolla durante el proceso de división esta radiación lumínica ultratenue con la ayuda de un experimento biológico hipotetizando que los seres vivos se comunican con la luz, concepto apoyado por el físico Erwin RudolfJosef Alexander Schrödinger (Viena, Austria, 12 de agosto de 1887 - 4 de enero de 1961), quien había postulado que un ser vivo sólo puede mantenerse en un nivel alto de orden por que recibe continuamente orden de su entorno. Y según este destacado científico, es la luz solar la que crea este orden. Esta idea fue ampliada en los años 50 por el físico nacido en Alemania Herbert Fhrölich (1905-1991) introduciendo el concepto de la coherencia de los sistema vivos a través de una luz con un alto grado de orden, lo que se considera la luz láser biológica (este tipo de radiación lumínica se caracteriza por ser una luz muy tranquila, de una intensidad muy estable con mínimas oscilaciones)

Y a mediados de los años 50 del siglo pasado, el científico italiano Colli y su equipo, pudieron demostrar por primera vez una luz ultratenue en células vegetales.
Estas radiaciones de origen celular fueron denominadas por el investigador alemán Fritz-Albert Popp “biofotones” (del griego “bios”-vida- y “phos”-fuerza). Su investigación sobre biofotónica le llevo a descubrir que todas las células vivas emiten una luz tenue, pero formadora de orden (la denominada “luz coherente”) que contiene informaciones sobre el estado del organismo, sus procesos internos e influencias sobre el mismo 



LOS BIOFOTONES, LA LUZ DE LA VIDA from arcoirisdan on Vimeo.



Todos estos descubrimientos de la ciencia más actual, confirman pues lo descrito a través de tradiciones antiguas como la griega, la india o la china que nos hablan de un “aliento vital” que imprime vida a todas las cosas y que las une unas con otras. Y que, tal y como también nos dicen estas tradiciones, cuando esta “energía” o luz vital ve interrumpido su proceso natural de movimiento, por pequeño que sea, rompiendo esos patrones determinados a través de los cuales se rige la madre naturaleza,  es cuando aparecen las diversas alteraciones que nosotros identificamos como “enfermedades”.



¿Y cómo podemos ayudar a mantener estos patrones de coherencia e incluso mejorarlos? Pues mediante la práctica continuada de una forma de Tai Chi Chuan. Ello fue demostrado en el Primer Symposium Internacional de TaiChi Chuan, celebrado en Estados Unidos en la ciudad de Nashville, Tenesse, en la Universidad de Vanderbilt en julio del año 2009, en el que se presentó un estudio que se hizo gracias  a la colaboración del gran maestro de Tai Chi Chuan estilo ChenChen Zeng Lei, en la Universidad de California, donde se demostró que la visualización de estos biofotones aumentaba después de la realización de la forma lenta de este estilo de Tai Chi Chuan.



Por otro lado, cobra sentido también la importancia de que, cuando realizamos las formas de Tai Chi, nuestra máxima aspiración debe ser que mantengamos nuestro cuerpo en la máxima relajación posible a fin y efecto de que esta luz que recorre nuestro cuerpo fluya de la mejor manera posible con la menor de las interrupciones.




Esperando pues que este primer artículo haya sido de su interés, les agradezco sinceramente su atención y quedo a  su entera disposición esperando reencontrarlos en el próximo.

Josep Maria Subirà
Josep Maria Subirà     eMail:  josepmariasv@gmail.com
Formador de Chi Kung, Tai Chi Chun Continental y Tradicional
Formador y Terapeuta Emotivo-Nutricional
Graduado en Medicina Tradicional China
Diplomado en enfermería
Técnico Especialista en Dietética y Nutrición
Colaborador del Centro de Investigación en Seguridad y Control Alimentario
de la Universidad Politécnica de Cataluña.
Blogs:




Enlaces de interés

Si deseas recibir las siguientes publicaciones por correo, simplemente has de añadirlo a la lista de distribución.