¿Puedo practicar Tai Chi con Cancer?



Clase de Tai Chi en el Hospital Oncológico


Respuesta: Si
Para: Tener una mayor calidad de vida y bienestar personal, reduciendo la posibilidad de caídas y aprendiendo a controlar la mente, las emociones y el cuerpo físico para llevar una vida lo más normal posible.
Pero: Antes de iniciar cualquier actividad física consulte a su medico e informe a su formador  de Tai Chi de las recomendaciones médicas.
Donde: En centros de formación de Tai Chi enfocados  mayoritariamente en obtener beneficios para la salud física, mental y emocional, donde cada practicante, puedad seguir las directrices de su medico.
Cómo: Siendo constante en su practica, aprendiendo y adaptando los conocimientos de su formador a sus condiciones físicas de cada momento en su tratamiento personal médico.




Tai Chi Kung en el Hospital General de Valencia

...oOo...


Indice de esta página:
1.- Información del técnico de Tai Chi
2.- Información de la Organización contra el Cáncer de Pecho
3.- Video documental médico sobre la ayuda del Tai Chi en pacientes
4.- Otros enlaces de interés 


1.- Información del tecnico de Tai Chi:
Enlace a la información
http://taichifitness.info/tai-chi-and-cancer/

Resumen:

Muchos beneficios se han atribuido a la práctica de Tai Chi, pero es tal vez el potencial de esta forma de ejercicio para ayudar en la prevención y tratamiento del cáncer que ha causado el interés más emocionados.
Hay pruebas que sugieren que la práctica de Tai Chi tiene beneficios para los pacientes que se someten a tratamiento o el cáncer que se recuperan de dicho tratamiento. Esta es una zona con una gran promesa y necesita mucha más investigación para ser un hecho.

Los tratamientos de radiación y quimioterapia que se utilizan para tratar el cáncer pueden causar efectos secundarios graves, como la fatiga, el dolor y la neuropatía, que afecta a la sensibilidad en las extremidades, por lo que puede alterar el equilibrio. Estos efectos pueden persistir mucho después de que el propio tratamiento haya terminado, teniendo un efecto significativo en la calidad de vida de los pacientes que se someten a este tipo de terapia. Los pacientes que se someten a tratamiento para el cáncer también pueden experimentar estrés, preocupación y dificultad para dormir, y también pueden perder fuerza y ​​la condición física. El Tai Chi puede ayudar a contrarrestar algunos de estos efectos secundarios, tanto durante el tratamiento y la recuperación.
Con la práctica de Tai Chi se ha mostrado tener algunos beneficios importantes para los pacientes durante el tratamiento y la recuperación del cáncer. Los beneficios del Tai Chi para el manejo del estrés y la mejora de la calidad del sueño están bien establecidos y son propensos a ser particularmente importante para las personas que están experimentando el estrés asociado con los tratamientos de enfermedades y cáncer. También  ha demostrado ser útil para aliviar el dolor de un número de enfermedades crónicas, lo que podría ser un beneficio importante para los pacientes de cáncer.

Los estudios sobre los efectos del Tai Chi en pacientes con cáncer se han centrado en las formas en que se puede mejorar la calidad de vida durante y después del tratamiento. La investigación ha demostrado que el Tai Chi ha sido capaz de mejorar la autoestima y la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer de seno. La práctica de Tai Chi durante una hora tres veces por semana durante 12 semanas fue capaz de mejorar la autoestima y la calidad relacionada con la salud de la vida en un grupo de personas que habían completado el tratamiento del cáncer de mama en comparación con un grupo control que no participó en el sesiones de Tai Chi. El grupo de control mostró en realidad una disminución de estas medidas. (Mustian 2004). 

Los estudios también han demostrado que la práctica de Tai Chi puede ayudar a las personas a recuperar su capacidad funcional después del tratamiento del cáncer de mama. Esto se refiere a medidas como la flexibilidad y la fuerza, que pueden disminuir mucho durante el tratamiento del cáncer. La práctica de Tai Chi durante 12 semanas habilitadas sobrevivientes de cáncer de mama para aumentar su capacidad funcional significativamente más que un grupo de control que no participó en el Tai Chi. (Mustian 2006)
Tai Chi puede ayudar a mejorar la salud general de los pacientes con cáncer. Puede ayudar a reducir muchos de los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, incluyendo la depresión, el insomnio y debilidad física. También puede mejorar la calidad de vida. Los estudios han demostrado que los programas de apoyo pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de pacientes con cáncer y que las clases de ejercicios como el Qigong disfrutaron los mejores índices de participación en estos programas.(Emory Cancerquest)
Tai Chi ofrece una excelente forma de ejercicio para las personas que se ven afectadas por el cáncer u otras enfermedades graves, ya que hay algunas formas suaves que se pueden utilizar incluso por aquellos cuya movilidad puede ser limitada. Las personas pueden elegir las formas de Tai Chi que son adecuados para sus propias capacidades físicas. Las técnicas de Tai Chi, incluso pueden ser adaptados para su uso por las personas que necesitan para llevarlas a cabo mientras está sentado o en la cama. (MSKCC)
Hay una serie de proyectos de investigación en curso y los ensayos clínicos actualmente persiguen nuevas investigaciones sobre los beneficios del Tai Chi para los pacientes y sobrevivientes de cáncer.


...oOo...


2.- Visión desde la Organización contra el Cáncer de Pecho
Enlace al artículo: http://www.breastcancer.org/treatment/comp_med/types/tai_chi


¿Qué es el tai chi?

El tai chi es un ejercicio que combina movimientos suaves y armoniosos con técnicas de meditación y respiración. Debido a que el cuerpo está en constante movimiento, el tai chi a veces se denomina “meditación en movimiento”. Aunque se a convertido en un ejercicio con fines saludables, originalmente era un arte marcial en la China del siglo XII. Muchos instructores consideran que hay una energía vital que fluye por el cuerpo, denominada chi, y que el tai chi ayuda a impedir el bloqueo de ese flujo de chi.
Las investigaciones en pacientes diagnosticadas con cáncer de mama revelan que el tai chi puede ayudar a incrementar:
  • la fuerza
  • el equilibrio
  • la flexibilidad
  • las funciones del pulmón y del corazón
  • la sensación de bienestar

Qué esperar de una sesión de tai chi típica

Durante una sesión de tai chi, el instructor te ayudará a aprender y practicar una serie de movimientos deliberados aunque relajados. A continuación, se indica qué puedes esperar:
  • Movimientos: aprenderás una serie de movimientos de tai chi, que se practican en pares de opuestos: una contorsión a la derecha seguida por una a la izquierda. Una serie de movimientos se denomina “forma” o rutina. Junto con el instructor, debes decidir qué movimientos y formas son apropiadas a tu caso.
  • Formas: una forma puede incluir de 20 a 100 movimientos, lo que puede demorar hasta 20 minutos en completarse.
  • Respiración: cuando realizas los movimientos, te solicitarán que prestes atención a la respiración, que se origina en el diafragma.
  • Concentración meditativa: simultáneamente, te centrarás en un estado de concentración relajada, denominada “concentración meditativa”, en el área justo debajo del ombligo. Se considera que el chi se origina debajo del ombligo y se desplaza por todo el cuerpo.
Una vez que hayas practicado periódicamente una forma con el instructor, puedes comenzar a practicarla en el hogar.

Requisitos del instructor de tai chi

En los Estados Unidos, la práctica del tai chi no está regulada por normativas federales ni estatales. Los requisitos de los programas de formación del instructor varían de 50 a 1.000 horas, según la institución, y no se requiere título. Sin embargo, varios hospitales y centros de tratamiento del cáncer ofrecen clases de tai chi. Consulta con el médico o la enfermera para obtener recomendaciones.
Cuando hayas encontrado a un posible instructor, consulta sobre su experiencia:
  • ¿En qué institución recibió capacitación?
  • ¿Cuántas horas de capacitación recibió?
  • ¿Ha trabajado con pacientes diagnosticadas con cáncer? ¿Durante cuánto tiempo?
Para obtener más información sobre cómo buscar un médico que ejerza la medicina complementaria, consulta nuestra sección Cómo buscar un médico o terapueta.

Investigación sobre el tai chi en mujeres diagnosticadas con cáncer de mama

En algunos estudios a escala reducida, se comprobó que el tai chi mejora la función pulmonar y cardíaca, la fortaleza, la flexibilidad, el autoestima y la calidad de vida en mujeres que manifestaron cáncer de mama.
En un estudio del Wilmont Cancer Center en Rochester, NY, en el año 2004, se asignaron 21 mujeres que habían recibido tratamiento contra el cáncer de mama a 12 semanas de tai chi o 12 semanas de participación en un grupo de apoyo psicosocial, ambas actividades con una duración de 1 hora, 3 veces a la semana. Las mujeres que practicaron tai chi revelaron mejorías considerables en el autoestima y la calidad de vida cuando se las comparó con aquellas que asistieron al grupo de apoyo psicosocial. Según los investigadores, el tai chi puede presentar un impacto más positivo en el autoestima en comparación el grupo de apoyo psicosocial debido a que:
  • Los aspectos físicos del autoestima podrían tener mayor sentido para las sobrevivientes al cáncer de mama en comparación con otros grupos de personas.
  • Debido a que el tai chi es más una práctica activa en comparación con la participación en un grupo de apoyo, esta técnica podría ayudar a generar una sensación de autocontrol.
En un estudio más reciente del Wilmont Cancer Center publicado en 2006, se asignaron 21 mujeres que habían recibido tratamiento contra el cáncer de mama a la práctica de tai chi o a la participación en un grupo de apoyo psicosocial, ambas actividades con una duración de 1 hora, 3 veces a la semana, durante 12 semanas. Esta vez, los investigadores estudiaron las funciones del corazón y del pulmón, la fuerza muscular y la flexibilidad en las mujeres. Mientras que las mujeres que asistieron al grupo de apoyo revelaron mayor flexibilidad, las mujeres en el grupo de tai chi revelaron mejorías en las 3 categorías, así como una leve reducción en el porcentaje de la grasa corporal.

Factores importantes que debes considerar antes de practicar el tai chi

El tai chi es un ejercicio de bajo impacto y se considera una práctica relativamente segura. Sin embargo, como ocurre con cualquier práctica, hay ciertas precauciones que debes implementar si te diagnosticaron cáncer de mama. Si estás considerando el tai chi, a continuación se indican algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:
  • Informa al médico. Antes de iniciar la práctica de tai chi, informa al médico. Es muy importante hacerlo si recientemente te sometiste a una cirugía, si no has realizado ejercicio durante cierto tiempo o si presentas osteoporosis o problemas en las articulaciones.
  • Comienza lentamente. Incorpora la técnica progresivamente. Aprende cómo colocar el cuerpo correctamente y tómate el tiempo necesario. Una sobrecarga durante la práctica puede causar distención muscular o incluso esguinces.
  • Debes saber cuándo no practicar. No practiques tai chi inmediatamente después de comer, si tienes algún tipo de infección o si estás cansada.
  • Conoce tus límites. Si no puedes tolerar períodos prolongados de pie, hay versiones modificadas de tai chi que se pueden hacer en una silla o recostada. Habla con el instructor acerca de otras formas de practicar tai chi.
3.- Videos ilustrativos

Tai Chi y Chi Kung para recuperar energía y bienestar


Documental sobre como el Tai Chi puede ayudar a los pacientes de Cáncer desde la visión médica.

 

4.- Enlaces a artículos sobre el Tai Chi en pacientes de Cancer

http://www.health.harvard.edu/newsletters/Harvard_Womens_Health_Watch/2009/May/The-health-benefits-of-tai-chi

http://www2.mdanderson.org/cancerwise/2010/12/tai-chi-healing-from-the-inside-out.html

http://www.treeoflifetaichi.com/

http://www.canceractive.com/cancer-active-page-link.aspx?n=472

http://www.cancer.org/treatment/survivorshipduringandaftertreatment/storiesofhope/breast-cancer-survivor-stays-fit-with-tai-chi-and-qi-gong

http://amacf.org/2014/03/tai-chi-mental-health-cancer-patients/