La forma de Pekin 1: Su creador Li Tianji

FORMA 24 SIMPLIFICADA (FORMA DE BEIJING o PEKIN)

 Breve biografía de su creador:

Li TianJi nació en 1914 y aprendió hasta llegar ser un buen maestro en el Colegio de Artes Marciales de Shandong de donde pasó a trabajar sus conocimientos en Universidades y escuelas en la zona Shan Xi hasta 1950, que decide trasladarse a la Capital, siendo nombrado entrenador del Wu Shu.

En 1953 se crea el Consejo Nacional de Deporte en Pekín. Es en este consejo donde se determina que el Wu Shu era "Uno de los 10 tesoro Nacionales" por sus cualidades para mantener y mejorar la salud a través de un ejercicio fácil y apto para todos.

Esto requería hacer un esfuerzo regular las distintas practicas en una sola, promoverla y divulgarla por toda China a través del deporte en Universidades y colegios enfatizando que han de ser movimientos suaves, relajados y aunque correspondan a técnicas marciales, su practica no ha de ser enfocada a la marcialidad sino a la salud.

Li Tianji fue el director de lo que se llamó la Universidad Central de Deportes de Pekin donde se reunió a los mejores practicantes de diferentes estilos de Kung Fu para crear campeonatos de Wu Shu, donde Li Tianji fue el entrenador del equipo nacional de China.

Li Tianji participó por el estilo Sun ya que su coetáneo e hijo del creador del estilo Sun, Sun Cun Zhou, no quiso participar.

El conjunto de maestros de diferentes estilos, no se ponían de acuerdo en crear una forma con lo mejor de cada estilo, así que el Comité Nacional de Deporte encargó directamente aLi Tianji la elaboración de la forma simplificada del estilo Yang, ya que el la forma larga de Yang Cheng Fu era la que era más popular y aceptada como sistema para mantenerla salud debido a que muchos de sus alumnos aprendían con él más por intereses saludables que por motivos marciales.

Li Tianji, donde lo podemos ver realizando la forma larga de Yang Cheng Fu en este vídeo..



Video 103

... La simplificó la secuencia primero en 40 movimientos y finalmente la dejó tal como la conocemos ahora con los 24 movimientos.


Li Tianji  trabajo como maestro del Instituto y ocupó además el cargo de director hasta su muerte en 1996, dejando al mundo un legado que millones de personas por todo el mundo agradece cada vez que practica la forma Yang simplificada de 24 movimientos o también conocida por "La forma de Pekin). Gracias a él,  hoy se puede ir a cualquier país del mundo y encontrar personas que practican La forma de Pekin de Li Tianji.

Así como otras formas del estilo Yang han tenido cambios tanto en el número de pasos o los detalles de realización. La forma simplificada ha mantenido su standard original a lo largo del tiempo y los maestros que las enseñan por todo el mundo.


Anécdota:

Wei Chi quién fue conocida como una de las tres espadas de China de Wu Shu, co-creadora junto al Dr. Lin Hou Sheng Chi Kung Tai Chi Shibashi en la Universidad de Medicina Tradicional de Shangai, entreno muy duramente en la escuela de Artes Marciales de Shanghai Wu Shu y Tai Chi, llegando a desanimarse y quejarse a su maestro en muchas ocasiones por tan exigente entrenamiento y sus maestros Cai Long Yu, Fu Zhong Wen y Wang Ju Rong le ayudaba a comprender que el significado  y objetivo de las artes marciales no está en la gratificación personal, sino en la herencia que ha pasado de generación en generación y que es "uno de los tesoros de la civilización china"

Estos tesoros que pasaron de generación en generación con el sudor y lagrimas de muchos jóvenes chinos, hombres y mujeres para que el mundo entero se asombraran de sus destrezas casi inhumanas de perfección y eficacia, fueron borradas de un plumazo por la revolución cultural.

Con la revolución cultural, muchos maestros se trasladaron fuera de China, unos a Hong Kong, otros al Reino Unido y muchos a Estados Unidos, los cuales enseñaron Tai Chi para ganarse la vida al mismo tiempo que el mundo occidental aprendían Tai Chi y Kung Fu en general sin padecer el duro entrenamiento a los que fueron sometido desde su niñez.

Doc Fai Wong, solía decir en los años 80 que para ser un buen practicante marcial había que comenzar desde niño y dedicarse a ello. Aun así, pienso que aunque lo aprendamos de mayores y no nos podamos dedicar por tener que trabajar en tareas que requiere la sociedad para que funcione como tal, el Tai Chi Chuan y el Choy Li Fut nos ha aportado mucho bien en nuestras vidas.

Muchos necesitan competir con los demás para mejorar y tener el reconocimiento de los grandes expertos, pero hay mucho, muchísimos más que compiten en solitario para mejorar su salud simplemente y sentirse mejor, con el único reconocimiento de uno mismo  al finalizar su practica y notar el resultado en su propio cuerpo, mente y sentimientos.

A todos vosotros está dedicado este blog divulgativo, que como decía Yang Cheng Fu, sin menospreciar el entrenamiento con maestros cualificados, que son necesarios y recurrentes, no hay que olvidar el entrenamiento en solitario para progresar y superarnos a nosotros mismos.

Un fuerte abrazo amigos lectores.
JVS