Encuentro con el maestro Lam después de 30 años



Un compañero que trabaja con mi mujer, le recomendó el Restaurante Memorias de China, por tener la mejor comida cantonesa de Barcelona.

Al entrar en el restaurante me fijé en la cantidad de fotos de personas famosas con el dueño del restaurante, una persona de unos 60 años, totalmente desconocida para mi.

Después de tomar nota el metre del restaurante, fui al WC para lavarme las manos y me fijé en unas pequeñas fotos de los años 70 u 80 que reconocí a los protagonistas pero no me acordaba del nombre.
El metre, un joven, hablando un catalán perfecto, se paró detrás de mi y le dije que el protagonista de aquellas fotos en poses de Kung fu, le conocía pero no me acordaba del nombre. 

Él me dijo que era su padre y se llama Lam. Yo le pregunté si era el Lam que abrió en Barcelona el Instituto de Wushu y me respondió que si. Yo le comenté que hacia casi 30 años que no le había visto pero que su padre me enseño a tocar el tambor en la danza del León en los encuentros de las escuelas de Kung Fu de Barcelona.



Al final de la comida, vino el maestro Lam, se sentó con nosotros y estuvimos hablando de sus habilidades gimnásticas del Wushu de los años 70 y 80, de mis primeras clases de Tai Chi Chuan con el maestro Peter Yang, de Wong Ping Pui, que entrenaba su grupo en el mismo gimnasio donde nosotros entrenábamos Choy Li Fut, de nuestros encuentros y exhibiciones, de sus hábitos para cuidado de la salud a sus edad, del Tai Chi  Chuan y de Carlos Moreira que en la actualidad dirige el Instituto y nos dio clases de Tai Chi Chuan.en la empresa. Disfrutando de una agradable conversación de cuando eramos 30 años más jóvenes. 

El maestro Lam, con una sonrisa y bromeando, catalogó nuestra conversación diciendo que estábamos hablando del "Siglo pasado" y es verdad, sólo los que tenemos más de 50 años recordamos aquellos años, cuando muy pocas personas practicábamos Kung Fu y Tai Chi, y la comunidad china en Barcelona era muy pequeña y querida por los amigos de la cultura oriental.  



El Tai Chi es "fácilmente realizable por personas de todas las edades" y tiene efectos beneficiosos para la salud en general (en los sistemas respiratorio, cardiovascular, muscular e inmunológico, en la disminución de la presión arterial y en la salud mental). En palabras de Carlos Moreira, maestro de Tai Chi del Instituto de Wu-Shu, este ejercicio de origen chino "tiene como preocupación principal la relajación", tanto a nivel mental como físico. En el primer caso "combate el aislamiento del anciano y los estados de depresión", mientras que a nivel físico "evita las malas posturas y favorece la circulación de la sangre".



El maestro Lam en la postura de la "Dama de jade" de Tai Chi Chuan




Primera Danza del León mostrada en España en 1982 en la ciudad condal, con la participación de los Maestros Cheung Yan Chun, Wong Ping Pui y el organizador Lam Chuen Ping, el evento tuvo lugar durante los carnavales 







Enlaces de interés sobre la entrada del blog:



Restaurante Memorias de China:  http://www.memoriasdechina.com/

Instituto de Wushu de Barcelona: http://institutodewushu.eresmas.com/Presentacion%20Instituto.html